Ciencia, Crecimiento Personal, Emprendimiento, Neuromarketing, Ventas

Neuromarketing ¿Una estafa?

Los avances en las neurociencias nos han aportado de manera incuestionable nuevos conocimientos sobre procesos tales como la toma de decisiones de las personas. Sin embargo, estos estudios son a menudo objeto de manipulación por parte de medios con intenciones más marketinianas que no científicas. ¿Comer más chocolate o queso nos puede ayudar por ejemplo a tomar mejores decisiones?

En un mundo donde queremos que nuestra marca este en todos lados, que nuestros clientes sean los más fieles y donde nosotros queremos vender más, es muy común escuchar de una ciencia llamada Neuromarketing. Las personas que son “expertas” en el manejo de esta ciencia, nos aseguran que haciendo uso de ella nosotros podremos optar por dejar una mejor impresión en nuestros clientes para posteriormente obtener mayores ingresos a partir de ventas.

 

Empecemos, primero que nada, con la definición concreta de lo que es el neuromarketing:
Es una serie de técnicas, que se usan, para que a través de la ciencia; en particular de la neurología poder tomar decisiones con respecto a publicidad, marketing, marcas y la forma en las que las personas eligen comprar, vender o promocionar una idea, producto o servicio.

Imagen de un electroencefalograma y sus resultados expresados a un lado.

La teoría detrás del neuromarketing es bastante solida e interesante, la idea es usar las técnicas que la neurología ya a perfeccionado. Una de esas técnicas es el uso de los electroencefalogramas, los cuales funcionan colocando una serie de diodos en la cabeza y de esta manera poder obtener la actividad de las ondas neuronales de la cabeza.

La idea principal es que a medida en que las personas reaccionan a un comercial de televisión, a una imagen  un producto, el comportamiento de dichas ondas se ve afectado.

Y hasta aquí todo bien, sin embargo su principal problema es que este tipo de estudios arroja resultados en muy baja resolución y por lo tanto la mayoría de los resultados son simples conjeturas.

 

Imagen de una resonancia magnética o fMRI

 

Por otro lado tenemos otra técnica la cual tiene una resolución mucho mejor y a diferencia de los EEG ( electroencefalogramas) nos dice de manera exacta el tipo de comportamiento que tiene nuestro cerebro, esta es la resonancia magnética. Nosotros hemos visto este tipo de maquinas en las películas o cuando nuestro medico nos habla diciendo que tenemos algo muy muy malo (Que espero no sea nuestro caso).

Esta es una de esas maquinas donde uno debe quedarse lo mas quito posible mientras algo por dentro esta dando vueltas, lo cual permite un análisis mas completo del cerebro. Sin embargo cuando las personas de marketing quieren utilizar estas maquinas para llevar a cabo algún estudio, es un poco ilógico pensar que los resultados no se verán afectados ya por lo tenso del procedimiento medico y en medio de tal mostrarle un anuncio donde le preguntan, ¿Usted que prefiere coca cola o pepsi? No, simplemente no se puede.

 

Debido a lo complicado que es aplicar estas técnicas en los procesos de marketing, se han desarrollado diferentes técnicas, como es el caso de la Magnetoencefalografia, donde se utilizan conductores magnéticos extremadamente sensibles, los cuales se encargan de medir el campo magnético que genera el cerebro (porque si, el cerebro genera un campo magnético) para entender mejor los cambios de comportamiento a nivel de un usuario.

Persona sometiendose a una Magnetoencefalografia

Esto por ejemplo es una persona que esta normal, tomando un café viendo probablemente alguna pieza publicitaria mientras en equipo de expertos intenta comprender que esta pasando a nivel neuronal. Sin embargo no dejan de ser métodos invasivos y no dejan de generar datos con una baja resolución. Esto quiere decir que no es lo mismo estudiar el comportamiento de una persona ante un producto estando sentado con un aparato en la cabeza a estudiar a una persona mientras camina en un centro comercial, escuchando música y viendo publicidad en las vitrinas.

Para poder llevar a cabo un estudio mas meticuloso y lo mas acercado a la realidad posible se usa un dispositivo de nombre steady state topography, el cual es una serie de lentes compactos donde se combinan tecnologías y métodos mas ligeros y un poco del dispositivo anterior.

Una de las compañías que utiliza este método para aplicar Neuromarketing en sus estudios es Twitter, te dejo un enlace si deseas consultar la informacion tu mismo de manera mas completa

Sin duda alguna el Neuromarketing tiene aplicaciones muy profundas y amplias sin embargo la mayoría de las personas con las que te vas a topar afuera son simples estafadores, que te hacen creer que algo funciona cuando en su momento no es necesario aplicarlo, ya que con otros estudios podrías obtener los mismos resultados. Tal es el caso de una investigación desarrollada por la Universidad de Cambridge trataron de medir con un escaner neuronal , la probabilidad de que una persona encontrara a una persona atractivo/a y la posibilidad de establecer una relación con ella ( consulta el estudio presionando aquí).

A las cuales se les daba a visualizar una imagen de una persona y mediante estudios neuronales para ver si había interacción o no. básicamente si se le hacia atractivo/a, pero resulta que simplemente se realizo el mismo experimento pero realizando una encuesta, se le mostraba una fotografía a los participantes y se les decía que los calificaran del 1-10, y arrojo exactamente los mismos resultados.

Querer aplicar Neuromarketing no es malo, solo que en ocasiones no es necesario; sin embargo las personas suelen estar dispuestas a pagar hasta 10 veces mas por un estudio basado en esto, debido a que el neuromarketing utiliza hardware y uno ve ondas beta, gama, etc y a nosotros nos impresiona, sin embargo podemos llegar los mismos resultados aplicando otros métodos, como pagarle a una empresa encargada de hacer encuestas.

A final de todo lo que tu estas buscando es vender, a ti no te importa que tanto te representen en un gráfico el comportamiento de las ondas del cerebro en base a la reacción de ver o escuchar algo.

 

Y para responder a la pregunta, sobre si el queso nos ayuda a tomar mejores decisiones, te esta charla TED que pueden ver a continuación Molly Crockett nos deja claro que los cerebros están omnipresentes en el marketing moderno: los titulares declaran que los sándwichs de queso ayudan a la toma de decisiones, mientras que una “neurobebida” dice reducir el estrés. En esta charla directa al grano, Crockett explica los límites de interpretar datos científicos, y por qué todos tendríamos que estar al tanto de ellos.

 

Dejamos tu comentario